El Sindicato del Inau emitió este lunes un comunicado. El gremio aclaró que “ante los hechos que nuevamente han tomado estado público referente a la situación del Centro de Ingreso de los Adolescentes de Montevideo, el sindicato expresa que desde hace muchos meses viene planteando la dura realidad que vive el centro El Tribal”.

“A partir de lo que fue la denuncia que se hizo pública por la Institución de Derechos Humanos en abril de este año, donde se graficaba muchas de las cosas que nuestro Sindicato había planteado, se instalaron algunos ámbitos de intercambio que surgieron efecto en el corto plazo pero que no se han podido sostener en el tiempo”.

“Ni bien pasó todo aquel episodio público, la Administración dispuso una serie de medidas para mejorar el edificio, higienizarlo, alhajarlo, aparecieron insumos y víveres, se bajó el hacinamiento y se confirmó la permanencia de trabajadores con contratos precarios hasta abril de 2019, pero se planteó que las medidas estructurales de fondo que tenían que ver con la separación de los y las adolescentes en centros diferentes y el refuerzo de personal, se concretara a mediano plazo”.

El sindicato advirtió que “el problema es que al día de hoy, 6 meses después, no se ha concretado ninguna de esas medidas estructurales, y desde hace ya 3 meses se han diluido los pocos avances que se habían logrado”.

“Hoy el edificio nuevamente está en condiciones paupérrimas, se siente la falta de personal, se han destruido gran parte de los muebles, hay más de 45 adolescentes de diferentes características, con patologías psiquiátricas, situaciones de consumo de sustancias psicoactivas, situaciones de abuso y jóvenes que sólo están allí por no tener una referencia familiar que los contenga”.

“Todo esto se transforma en una bomba de tiempo que ha generado una serie de reacciones violentas de los y las jóvenes entre ellos, y contra los educadores y la Policía, generándose hechos de inusitada gravedad”.

“En el día de hoy a una trabajadora coordinadora del servicio la golpearon contra un lavarropas y la tiraron por la escalera. Es una compañera que está en período de lactancia la cual tuvo que ser trasladada al Sanatorio del BSE, y a tres Policías que fueron a proteger a la coordinadora y a otros adolescentes los agredieron a tal punto que fueron derivados al Hospital Policial. Demás está decir que expresamos nuestra solidaridad no sólo a la compañera agredida, sino también a los y las Policías que sufrieron la agresión”.

“Mientras tanto las respuestas de la Administración siguen siendo insuficientes y desalentadoras, la mudanza tan anunciada sigue sin efectivizarse, permaneciendo adolescentes, trabajadores y trabajadoras en un edificio absolutamente inadecuado, donde como dijimos en un momento, no se puede garantizar la protección de los derechos de todos y todas y nada de lo educativo puede suceder”.

“En todo este tiempo hemos tenido muchos trabajadores lastimados en este centro. Hace 6 meses le pedimos protocolos de actuación al Directorio y no hemos tenido respuesta lo que llevó a que desde el Sindicato tomáramos la iniciativa de elaborar una propuesta de protocolo de actuación para situaciones de alta complejidad para presentar a las autoridades, con el fin de establecer un manual de procedimientos que nos permitan actuar con garantías para todas las partes”.

“Es imperioso significar que el esfuerzo y compromiso de los trabajadores es lo que ha sostenido este servicio, que evidentemente no puede seguir funcionando así, pero se nota el desgaste, y la desazón en el equipo de trabajo por la falta de respuestas efectivas”.

“Exigimos a las autoridades el compromiso de acelerar todos los procesos que están en marcha, para concretar la mudanza y el ingreso de personal y anunciamos que en los próximos días estaremos presentando el “Proyecto de protocolos de intervención en situaciones de alta complejidad” para que la Administración lo tome como insumo para una definición institucional.