Daysi Iglesias: “El 1° de Mayo es el día de los trabajadores, de esos que permanecen de pie detrás de un vallado, mientras ministros, ex presidentes y otras autoridades del país tienen sillas reservadas”

Debo decirles que la sigla «PIT» es Plenario Intersindical de Trabajadores,  y «CNT» Convención Nacional de Trabajadores. CONVENCIÓN, y no Central, es lo que representa la «C». Diga lo que diga… quien lo diga. Ese es un sello histórico difícil de eludir, aunque las palabras quieran cambiarlo.

La CONVENCIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES -CNT- nació como acuerdo de corrientes y tendencias. Así se llamó CONVENCIÓN para que, desde ese momento, y para el futuro se sumaran, entre otros, los trabajadores de «Funsa», de «Alpargatas», con los de la «construcción», porque predominaban en esos gremios corrientes diferentes. Y si, allá por 1964 si no se acordaba no se sumaba y así eran las cosas.

Esta historia se mantuvo del ochenta en adelante cuando apareció el PIT, que tampoco se llamó «central», sino PLENARIO.

Estas realidades históricas, fueron sin duda resultado de intensas discusiones y peleas. Será que a una parte no le gusta, como nunca le gustó, la uniformidad impuesta, o la obligación de pensar de determinada manera. No discuto los derechos de las mayorías, los tienen. Lo que entra en esa zona difusa, que a veces da para enojarse, a veces para sonreírse (porque controlar a todos es más que nunca una gran broma), es que todo se reduzca a si tengo el 35 o el 45% de los votos.

Creo que hay momentos en los que se ven las cosas claras. El 1° de Mayo es el día de los trabajadores, de esos que permanecen de pie detrás de un vallado, mientras ministros, ex presidentes, y otras autoridades del país tienen reservadas sus sillas. No tengo nada con los ministros, o los jerarcas, mi problema es con las sillas.

Amigos, todos, yo (junto con otros compañeros), no voté en el último Congreso del PIT-CNT el documento que votó la mayoría.

Votamos un documento presentado por COFE que ponía, a nuestro juicio una cuota de equilibrio entre reconocimientos de avances y aspectos críticos. Será porque muchas cosas están complicadas y mal, porque acá en el llano un mes sí y otro también, desde hace bastante tiempo, peleamos maestros y no docentes de Primaria para nos paguen bien el sueldo. Sí… porque nos paguen lo trabajado (¿será una banalidad?).

Porque nos cuesta «un montón» el cambio de reglamentaciones injustas, y cuando sacamos una, ponen otra. Porque vemos que por un lado van los gobiernos, aunque los votaras, y por otro la defensa de tus derechos y de tus alternativas, de las que a veces los gobiernos se olvidan aunque lo hayas votado.

Así queridos amigos todos, los de acá y los de allá, que me parece buena la propuesta que hablara una mujer en el acto del 1° de Mayo, no porque fuera mujer, sino porque fue electa por sus compañeros para representarla y porque forma parte del movimiento de trabajadores, del Plenario, o de la Convención, como gusten llamarlo.

A la mayoría le pareció mal. Creo que no ven el problema. Además creo… que hay algunas cosas que a los gobernantes les haría bien escuchar, que sería necesario que escucharan.

Un abrazo de mi parte a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *