Al movimiento sindical no le corresponde participar de la asunción de ningún mandatario

Comunicado de «EN LUCHA» a la opinión pública.

En las últimas horas nos enteramos de que nuestro PIT – CNT estaba participando de la ceremonia de asunción de Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Nuestra orientación sindical «En Lucha» no fue consultada ni fue parte de dicha resolución ya que esta, la que no compartimos ni en forma ni en contenido, no se discutió en ningún organismo formal del PIT – CNT ni tampoco, como se ha hecho con otros temas, por medios alternativos a quienes pertenecemos a dichos organismos.

Por lo cual queda claro que esta resolución fue adoptada unilateralmente por las corrientes mayoritarias sin consultar ni al Secretariado Ejecutivo ni a la Mesa Representativa.

Más allá de la opinión mayoritaria de la actual Dirección del PIT – CNT, entendemos que no le corresponde al movimiento sindical participar de la asunción de NINGÚN MANDATARIO, en el entendido que nuestros estatutos nos definen como independientes frente «al Estado, los patrones, los partidos políticos y las sectas religiosas».

Esto aplica no solo para nuestro país, sino también para el escenario internacional.

Nada tiene que ver la autodeterminación de los pueblos con haber sido veedores de un acto eleccionario.

La situación de Venezuela no es solo el producto de la lógica interna de sus contradicciones sociales, políticas y económicas, sino también de los intereses geopolíticos, diplomáticos y económicos; en definitiva de la correlación de fuerzas mundial entre las potencias y las principales clases de la humanidad. Venezuela se encuentra inmersa en uno de los principales campos de batalla de la política mundial.

Los argumentos que las fuerzas de derecha y el imperialismo intervienen en la realidad venezolana, utilizando los grandes medios de comunicación internacionales y del continente, es algo que cae de cajón y no explica nada de la realidad, lo que los grandes medios no dicen y el gobierno venezolano tampoco, es que existe un terreno que se disputan la vieja oligarquía derechista y reaccionaria y los nuevos sectores burócratas del gobierno y del ejército. Las riquezas en minerales y petróleo de la Cuenca del Orinoco son el principal escenario donde intereses imperiales y burgueses se enfrentan a los «nuevos» ricos.

En el medio de estas disputas siempre quedan gran parte de los sectores populares sufriendo las consecuencias.

Hay que defender hasta el fin las conquistas del pueblo venezolano pues es también defender nuestras conquistas. Hay que impedir que gane la derecha y los intereses imperialistas en Venezuela, para eso hay que democratizar realmente a la sociedad venezolana llamando al pueblo a actuar, aun cuando algunos burócratas y oficiales del ejército pierdan sus privilegios.

Nuestra solidaridad es con los trabajadores y el pueblo venezolano, no con el gobierno de turno!!!

ORIENTACIÓN SINDICAL «EN LUCHA».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *